Actualidad

15/06/2016

El trabajo de mediador familiar

El trabajo de mediador familiar

Hoy en día el número de parejas que se divorcian es muy elevado. Los problemas entre una pareja pueden llegar a un punto de no retorno. Pero mientras eso ocurre es posible contar con ayuda profesional para evitar que la relación se deteriore. Para ello puedes contar con la ayuda de mediadores familiares y en Gijón nuestro despacho cuenta con este servicio. Por eso, para empezar este nuevo blog vamos a dedicar esta primera entrada a explicarte en qué consiste la figura del mediador.

La mediación familiar es una vía complementaria a los procesos de separación o divorcio que surgió al amparo de la ley de divorcio del año 2005. La idea es poder dar una respuesta práctica a las personas que están inmersas en un proceso de este tipo.

Básicamente se trata de un proceso de resolución de conflictos que es confidencial y que permite a las partes implicadas comunicarse entre sí, exponiendo sus argumentos, sus puntos de vista, etc. El mediador se encargará de facilitar el proceso y velar por el legítimo funcionamiento del mismo. El objetivo fundamental es lograr un diálogo entre las partes implicadas en el divorcio.

De este modo se puede lograr un proceso de separación que tenga menos efectos a nivel psicológico y emocional. Se ayuda a cuidar el bienestar de los hijos. Si es la propia pareja la que decide los términos del divorcio el resultado será más satisfactorio para ambos. Además, se puede mantener una vía de diálogo para la pareja, muy importante de cara al futuro.

En caso de que necesites recurrir a mediadores familiares en Gijón puedes acercarte a nuestro despacho. Contamos con experiencia en procesos de separación y divorcio y podemos ayudarte.

Puedes hacer cualquier consulta al equipo de Montserrat González Rufo – Abogados sin ningún compromiso.